D U R A Z N O
 


"RESEÑA HISTÓRICA Y DATOS VARIOS"

Ubicado en el centro del territorio uruguayo, el departamento de Durazno es una región mesopotámica, comprendida entre el río Negro y el Yi, bordeada al este por el arroyo del Cordobés.
Tiene una superficie de 14.315 km2, sólo superada por la de Tacuarembó y Cerro Largo.
Con 55.716 habitantes (datos del censo de 1996), Durazno se ubica en el decimoquinto lugar en el ranking de los departamentos del interior de acuerdo a la cantidad de pobladores.
Su densidad poblacional es de 4,8 personas por km2, la más baja del país junto a la de Flores.
Entre 1985 y 1996 la tasa de crecimiento anual de la población fue de 1,09 por mil.
El ingreso medio de los hogares (US$ 911) es 2,4% inferior al de los departamentos del interior.
El 84% de la población vive en áreas urbanas, y de ese porcentaje, el 65% reside en la capital (Durazno).
El resto de la población urbana se distribuye entre Sarandí del Yi, Carmen, y otros pequeños centros poblados.

El territorio es llano en las inmediaciones del río Negro y el Yi.
En la región central, la mayor del departamento, las alturas oscilan entre los 100 y los 200 mts. y en las nacientes del río Yi y el arroyo del Cordobés las altitudes llegan a los 200 o 250 mts.
Allí comienza la penetración de la cuchilla Grande del Durazno que atraviesa el departamento de este a oeste y termina en el Rincón de Gutiérrez.

En la frontera norte del departamento, el río Negro tiene tres grandes embalses artificiales que suman unos 1.200 km2 de superficie.
Son creados por las represas hidroeléctricas de Rincón del Bonete, Baygorria y Palmar, que modificaron las costas sobre este río: las cuchillas que quedaron bordeadas por el agua se transformaron en penínsulas y los cerros en islotes.
Cerro Chato -260 m- es el punto más alto de Durazno, compartido con las jurisdicciones de Treinta y Tres y Lavalleja.
Es un departamento atravesado por numerosos arroyos y cañadas, tributarios de los ríos Negro y Yi, que lo hacen propicio para la ganadería.

Río Negro: Era el río "Hum" para los indígenas.
Nace en Brasil, está flanqueado por montes criollos y, después de muchos meandros, desagua en el río Uruguay.
Hasta 1886, año en que se construyó el primer puente para el paso del ferrocarril en Paso de los Toros, era una valla difícil entre el norte y el sur del país.
Sus aguas son aprovechadas por tres represas hidroeléctricas: Rincón del Bonete, Baygorria y Palmar.Río Yi: El Yi nace en el cerro Chato de la Cuchilla Grande, próximo a las fuentes del arroyo del Cordobés.
Límite sur del departamento, su recorrido total es de 225 kms.
Desagua en el río Negro, en el lago artificial creado en 1980 por la represa de Palmar.Entre los afluentes del río Negro se encuentran los arroyos de las Cañas, el Chileno, Carpintería y los Molles; entre los afluentes del Yi destacan los arroyos Malbajar, Antonio Herrera, Maestre Campo, Tomás Cuadra y Caballero.

Cuchilla Grande del Durazno: Es, junto con la Cuchilla Inferior, uno de los ramales de la Cuchilla Grande.
Ambos ramales marcan claramente las cuencas de los ríos Yi y Santa Lucía.

Orígenes del departamento de Durazno:
Los nativos de Durazno -básicamente minuanes, charrúas y algunos indios yaros- permanecieron hasta el siglo XVII casi sin tener contacto con los europeos.
Pero la aparición del caballo y el aprovechamiento del ganado vacuno, principalmente el lanzado por los misioneros jesuitas, atrajo a los extranjeros al territorio indígena entre los ríos "Yi" y "Hum" (río Negro).
Después de la fundación de Colonia del Sacramento en 1680 hubo una alianza lusitano-indígena.
Existió además un interés comercial en estos acuerdos, ya que los portugueses -como el caso de Cristóbal Pereira de Abreu- compraban a los aborígenes cueros que más tarde enviaban a Brasil.
En 1702 la especialmente cruenta Batalla del Yi terminó con la alianza indio-lusitana y marcó el ocaso de la presencia indígena en esas tierras.

Cristóbal Pereira de Abreu: Durante el siglo XVIII fue proveedor de ganados a Colonia del Sacramento y Río Grande.
Fue uno de los primeros conocedores europeos de Durazno y contó con la amistad de los indígenas y merodeadores.Batalla del Yi: Indios de la región de Durazno, que comerciaban con los portugueses, fueron derrotados en sangrientas batallas por un ejército de 2.000 indios misioneros dirigidos por españoles.
Esta lucha marcó el fin del predominio del cazador-recolector en la región.
La lucha entre charrúa-minuanes y guaraníes-misioneros continuaría por muchos años.Con la concesión del Cabildo de Buenos Aires, en 1716, para la explotación del cuero en la Banda Oriental llegaron correntinos, santafecinos, entrerrianos y porteños.
La presencia de estos troperos y faeneros dejó su impronta en la región con nombres que hoy distinguen el mapa duraznense: Monzón, Villasboas, Pintado, Polanco, Illescas, Mansavillagra o Minas de Callorda.
La presencia guraraní-misionera en Durazno se consolidó durante la guerra guaranítica (1753-1756).
A partir de 1770 estas tierras realengas, que estaban en la jurisdicción del gobierno de Buenos Aires, comenzaron a pasar a manos privadas, para aquellos que poseían los medios para costear trámites que en general eran muy largos.
Durazno terminó dividido en ocho estancias.

Callorda: Cristóbal de Castro y Callorda fue un portugués que sirvió en la región a la corona española.
En su estancia estableció una carpintería, dando origen al nombre del arroyo cercano.
Fijó su base de explotación de cueros junto al paso "del Durazno" (había allí una plantación de duraznos), que le dio nombre al departamento.

Guerra guaranítica (1753-1756): El tratado de Madrid de 1750 determinó que parte de las Misiones jesuíticas (hoy territorio de Paraguay, Argentina y Brasil) pasara a manos portuguesas.
Los indios misioneros se rebelaron.
Fuerzas españolas y portuguesas los aniquilaron en varios combates entre 1753 y 1756.
Algunos indios sobrevivientes se establecieron entre los ríos Yi y Negro, tierras "sin Dios, sin rey, sin ley".

Tierras realengas: Eran tierras que pertenecían legalmente al rey de España pero en la práctica hacían usufructo de éstas aquellos que se establecían en ellas.
Por entonces importaban los animales, no la tierra en sí. Las estancias de Durazno pertenecieron en su mayoría a familias españolas establecidas en Montevideo: José Mas de Ayala (1776), Fernando Martínez (1778), Petrona Palacios (1778), José Ramírez (1781), Claudio Márquez (1781), Francisco Rodríguez "Farruco" (1782), Pablo Rivera (1784), familia Viana-Achucarro (1765).

La población del departamento, a diferencia de otros, tenía un alto porcentaje de indígenas, en especial guaraníes misioneros, y también guaraníes paraguayos.
Los hacendados eran reacios a permitir el establecimiento de centros urbanos, pese al aumento de la población.
El territorio fue testigo de actos de rebeldía de los paisanos, y escenario de un refugio de esclavos en el Yi.
Tras complejas instancias el virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros aprobó en 1809 el trazado del pueblo Nuestra Señora del Carmen y San José sobre el río Negro.
Pero la influencia del hacendado y militar Feliciano Correa, contrario al proyecto, terminó con el sueño del poblado que se convirtió en un conglomerado de taperas tras el inicio de las batallas por la independencia.

Actos de rebeldía: Un caso de rebeldía fue la negativa de los lugareños a integrar en 1804 el Escuadrón del río Negro y Yi para ayudar a los Blandengues en el norte contra los portugueses.
Fue imposible reunir a 25 hombres.
Juan Rolón, un paisano, dijo "que no obedecía ni aun que lo retobasen con un cuero", y que no irían a pelear para proteger las tierras de los hacendados.

Revolución Independentista:
Varios caudillos locales se plegaron a la revolución independentista de 1811.
Artigas, a su retorno del Exodo, realizó en la Navidad de 1812 la histórica Precisión del Yi, en la cual condenó la actitud de Buenos Aires.
Luego del Pacto del Yi lanzó la proclama de la Costa del Yi, que incluía la frase "Gloria eterna a la constancia de los bravos orientales".
Tras el segundo sitio de Montevideo (1813-1814), Artigas instaló momentáneamente su cuartel general en los pagos de Durazno.
Después de derrotar a los bonaerenses tomó medidas para la campaña, aunque la más trascendente para esta región fue el Reglamento para el Fomento de la Campaña que favoreció a los más desposeídos, la creación de Villa Otorgués en 1814 y del Hospital del Yi en 1818, cuando combatía a los portugueses.

Caudillos locales: Los caudillos locales eran, entre otros, los hermanos Félix y Fructuoso Rivera, Bartolomé Quinteros, los Olivera, Pedro Amigó, los hijos de Manuel Pérez y el movimiento del paraguayo Vicente Báez que reunió bajo su mando a vecinos de la Cuchilla, puntas de la Cuadra e Isla Sola.

Precisión del Yi: Sintetizó las ofensas porteñas a los orientales: "La cuestión es sólo entre la libertad y el despotismo"; "El pueblo de Buenos Aires es y será siempre nuestro hermano, pero nunca su gobierno actual".
El 8 de enero de 1813, ante los comisionados del gobernador porteño Sarratea, realizó el Pacto del Yi que implicó la retirada de Sarratea y la concentración del mando de las fuerzas orientales en Artigas.

"Fundación de San Pedro" en homenaje a Pedro I:
Tras apropiarse de la Banda Oriental los portugueses ordenaron en agosto de 1821 la formación de los Dragones de la Unión, al mando de Rivera, que fueron trasladados al paso del Durazno sobre el Yi.
Luego se fundó la villa de San Pedro, en honor al regente de Brasil, Pedro I.
Rivera tenía interés en establecer un poblado en el centro del país desde el cual se pudiera acceder a los distintos puntos de la Provincia Oriental.
San Pedro fue fundado en los campos de la familia Viana Achucarro en octubre (probablemente el 12) de 1821.
Las familias pobladoras eran en su mayoría paisanos de la región que llegaron en cuarenta carretas en enero de 1822.
En junio de ese año asumió como alcalde ordinario el paraguayo Tomás Cañete, la primera autoridad civil de la villa de San Pedro del Durazno.

Dragones de la Unión: Cuerpo militar muy calificado de caballería y artillería que sirvió a la ocupación luso-brasileña de la Banda Oriental, convertida en Provincia Cisplatina.
A éste se unieron Juan Antonio Lavalleja, Bernabé Rivera, Hipólito Domínguez, Pascual Osinaga, Manuel Lavalleja, entre otros.
Rivera también fue investido con el cargo de "Jefe General de Policía de la Campaña".

Familias pobladoras: Según el historiador duraznense Oscar Padrón Favre eran "familias de pura cepa criolla, que después de deambular por la campaña oriental venían a encontrar un remanso para su dolor en los pagos del paso del Durazno.
Eran los 'huérfanos de la Patria', como el fundador los bautizó.
Humilde y criollo fue el origen del pueblo que alguien lo definiera de "milico y gaucho".

Servicios para la campaña: Entre ellas se encuentra la de los servicios de botes en los pasos y el establecimiento de pulperías (almacenes de ramos generales).
Los primeros eran esenciales para facilitar el transporte y las comunicaciones en la Banda.
Las pulperías constituían núcleos esenciales para la socialización y el encuentro de los pobladores de la desolada campaña oriental.

Villa Otorgués: También conocida como villa del Cordobés, su existencia comenzó en 1815 -por órdenes de Artigas a Otorgués- como puesto de contención del avance portugués y vanguardia del ejército.
Estaba al nordeste del departamento, cerca de la confluencia de los ríos Negro y Tacuarembó, y contaba con una población de 250 habitantes entre oficiales, tropa y familias.
La villa desapareció en 1819. Tras el "abrazo del Monzón" de 1825 (que selló la alianza entre Lavalleja y Rivera para luchar por la independencia oriental), los pobladores de la villa de San Pedro fueron de los primeros en anotarse para la pelea.
Durazno se transformó en centro político y militar de la revolución, ya que ofrecía mayor seguridad que Florida.
Fue el inicio de Durazno como entidad jurídico-territorial autónoma.
Los brasileños planearon atacar la zona, pero fueron derrotados en las batallas de Rincón y Sarandí (1825).
Lavalleja se radicó en el departamento, al tiempo que comenzó a distanciarse de Fructuoso Rivera, que se alejó del lugar.
Ambos caudillos eligieron esta ciudad como capital de la provincia Oriental en numerosas ocasiones.
El 4 de octubre de 1827 se firmó el Acta Oriental.

Batallas de Rincón y Sarandí (1825): El 24 de setiembre Rivera derrotó a los brasileños en el rincón de las Gallinas (desembocadura del río Negro en el Uruguay) a los que quitó 8.000 caballos.
El 12 de octubre Lavalleja infligió a los brasileños una derrota más importante en Sarandí (Florida).
Se peleó básicamente a caballo y con arma blanca, según la legendaria orden de Lavalleja: "¡Carabina a la espalda y sable en mano!"

San Pedro de Durazno, capital de la provincia: San Pedro del Durazno fue capital de la provincia después del Acta Oriental en 1827.
Se ratificó esta posición con la firma de la Convención Preliminar de Paz en 1828, que determinó la independencia de la muy disputada Banda Oriental.

Acta Oriental: La Asamblea de Representantes poseía un número elevado de unitarios, fieles al centralismo porteño, una voluntad minoritaria entre el resto de la sociedad.
Por el Acta Oriental, Lavalleja y sus comandantes, en una suerte de golpe de Estado, se proclamaron los legítimos representantes del pueblo y mandaron disolver la Asamblea.
Lavalleja terminó su dictadura al cabo de diez meses.

Etapa riverista y Guerra Grande:
Tras su triunfal reconquista de las Misiones (hoy territorio de Brasil) de 1828, Rivera volvió a San Pedro acompañado de un contingente de indígenas.
Primer presidente de la República Oriental del Uruguay (1830-1834), Rivera residió en Durazno, y allí recibió la investidura presidencial por segunda vez (1839-1843).
En 1836 el presidente Manuel Oribe destituyó a Rivera como comandante general de la Campaña y se inició la guerra civil.
Ese año, en la batalla de Carpintería (Durazno), nacieron las divisas blanca y colorada.
Andrés Latorre se convirtió entonces en jefe militar de Durazno.
La zona padeció luego la Guerra Grande.
En 1842 Oribe triunfó contra Rivera en Arroyo Grande y 700 familias seguidoras de éste se ampararon en un "pueblo de carretas" en la margen norte del Yi.
Batalla de Carpintería (19-7-1836): Rivera se sublevó contra el presidente Manuel Oribe.
Las fuerzas del gobierno, al mando de Ignacio Oribe y Juan A. Lavalleja, derrotaron en el arroyo Carpintería (Durazno) a las fuerzas de Rivera.
Las tropas del gobierno usaron como distintivo la divisa blanca, y Rivera la colorada.
Nacieron entonces los dos partidos históricos del país.
La disputa entre Oribe y Rivera degeneró en la Guerra Grande.

Contingente de indígenas: Se sumaron a la población de esa etnia ya existente en el departamento.
En 1833 se fundó el poblado indígena de San Francisco Borja del Yi (o San Borja) con un grupo de indios sublevados de Bella Unión que fueron trasladados allí.

Andrés Latorre (1781-1860): Combatió a portugueses e ingleses antes de plegarse a Artigas en 1811.
Tras la derrota artiguista en 1820 se refugió en Santa Fe.
Peleó luego contra los brasileños (batallas de Sarandí, Ituzaingó, Bagé y Camacuá).
Desempeñó la Comandancia Militar de Durazno durante el gobierno de Oribe (1834-1838).
En 1851, al finalizar la Guerra Grande, abandonó el escenario militar para retirarse a Durazno.

Guerra Grande (1843-1851): Conflicto que dividió tanto a Uruguay como a la Argentina: enfrentó a los blancos de Oribe y a los federales de Rosas, de un lado, con los colorados y los unitarios con apoyo extranjero del otro.
En 1839 el departamento quedó desierto por la invasión del argentino Echagüe.
Urquiza estuvo en Durazno en 1843 y 1851.
Los presos fueron confinados en el arroyo de las Cañas y la Capilla de Farruco.Ingleses, franceses y otros extranjeros fueron obligados a asentarse en la zona de Durazno durante la Guerra Grande (1843-1851), con objeto de aislar potenciales enemigos.
Más tarde se radicaron españoles y vascos.
En el este del departamento se consolidaron varios caudillos blancos, seguidores de Oribe, como Botana, Félix Crossa Peñarol y Basilio Muñoz.
En el oeste del departamento estaban los seguidores de Rivera.
En 1858 varios militares de Durazno fueron asesinados en la hecatombe de Quinteros.
El derramamiento de sangre continuó con la revolución de Venancio Flores, que sitió a la villa de Durazno en 1864.
La población del departamento volvió a pelear y a sufrir durante la sublevación blanca de Timoteo Aparicio ("Revolución de las lanzas") de 1870-1872.

Seguidores de Oribe: Las tierras enmarcadas entre los ríos Yi y Negro, los arroyos del Cordobés y Cañas, y la cuchilla Ramírez, pertenecieron a Margarita Viana de Alzáybar, tía de Manuel, Ignacio, Francisco y María Josefa Oribe, quienes heredaron esos territorios.
La región este del departamento de Durazno se convirtió así en un bastión oribista con numerosos caudillos.
Basilio Muñoz: Desde la estancia junto al arroyo Las Palmas (este de Durazno) estableció su reputación uno de los tres caudillos blancos Basilio Muñoz (desde 1825 hasta 1935), que se extendió principalmente en Durazno y Cerro Largo.
Este actuó en la Guerra Grande y acompañó al general Urquiza en la batalla de India Muerta (1845).
Después de la Guerra Grande fue jefe Político y de Policía del departamento.
Hecatombe de Quinteros (1858): El general colorado César Díaz inició una revolución contra el presidente Gabriel Antonio Pereira ("fusionista", que pretendía eliminar las divisas históricas).
Los revolucionarios capitularon en febrero de 1858 en el paso de Quinteros, sobre el río Negro.
En el departamento de Durazno, de retorno a Montevideo, comenzó la matanza de más de 150 revolucionarios, entre ellos varios duraznenses.

La "Revolución de las lanzas" (1870-1872): Revolución blanca liderada por Timoteo Aparicio contra el gobierno colorado ("de divisa") de Lorenzo Batlle.
Terminó con la Paz de Abril de 1872 que significó la coparticipación en el poder, ya que los blancos lograron el control de cuatro Jefaturas Políticas.
Los seguidores de Aparicio en el departamento se plegaron a la División Durazno, dirigida por el coronel Basilio Muñoz hijo.

Revolución ganadera y del transporte ferroviario:
A mediados del siglo XIX comenzó en Durazno una revolución ganadera impulsada por Carlos Genaro Reyles (padre del escritor) que mejoró las razas, cercó los campos y diversificó la producción.
El departamento ya se imponía como uno de los principales centros ganaderos del país.
En 1874 el ferrocarril llegó a Durazno, que se convirtió en un centro comercial y en una bisagra del transporte entre el sur y el norte uruguayo.
Los rieles terminaban allí hasta 1887, cuando la línea llegó a Paso de los Toros.
A principios del siglo XX el escritor Carlos Reyles hizo que Durazno concentrara el movimiento gremial de ganaderos uruguayos.
Los levantamientos armados de Aparicio Saravia (1897 y 1904) destacaron las figuras de dos habitantes del departamento: Basilio Muñoz y Pablo Galarza.

Durazno, centro comercial: La llegada del ferrocarril a la villa de San Pedro del Durazno coincidió con la "fiebre de oro" en el norte del país (Cuñapirú, Corrales, Zapucay) y supuso un gran movimiento comercial durante doce años, que se tradujo además en un crecimiento demográfico, inquietudes intelectuales, una urbanización más moderna y un refinamiento de las costumbres del departamento.

Basilio Muñoz: Hijo y nieto de dos caudillos blancos del mismo nombre, peleó junto a Saravia en 1904 y años más tarde participó de un levantamiento fallido para impedir la segunda presidencia de Batlle y Ordóñez.
En 1935 volvió a sublevarse, esta vez contra la dictadura de Terra.
La revuelta terminó tras algunas escaramuzas (paso Morlán, arroyo Las Palmas).
Ya no era posible una revuelta rural al viejo estilo.

Pablo Galarza (1851-1937): Hábil militar colorado, prestigiado por su actuación contra los levantamientos blancos de 1897 y 1904.
Se radicó en Durazno en 1898.
Ascendió a teniente general en 1915.
Fue colaborador y promotor de obras sociales (como el hospital y el zoológico municipal duraznenses) junto a su esposa, Otilia Schultze, cabeza del movimiento feminista local y mecenas de veladas literarias y musicales.

Un siglo pacífico y de progreso:
En 1904 la inauguración del puente carretero sobre el río Yi, marcó el comienzo del fin de la supremacía del ferrocarril en el transporte de pasajeros y cargas comerciales.
La modernización en el transporte también se vio acompañada en las primeras décadas del siglo XX con la proliferación y mejora de los centros educativos de enseñanza primaria y secundaria, tanto públicos como privados, del departamento de Durazno.
En 1884 comenzó a funcionar el primer liceo departamental, que sin embargo debió cerrar en 1908 por dificultades económicas.
En 1913 se abrió el primer liceo oficial y en 1944 se construyó su edificio, conocido hoy como Dr. Miguel C. Rubino.

Transporte de pasajeros: La empresa duraznense de transporte de pasajeros Nossar, tiene sus orígenes en 1925.
En 1971 sólo cubría la línea Durazno-La Paloma.
En la década de 1980 inició una fuerte expansión, en forma paralela a la decadencia y desaparición de la gran empresa Onda.
En el presente cubre múltiples destinos, particularmente en el trayecto Montevideo-Rivera (ruta 5).

Centros educativos: Sarandí del Yi tuvo un liceo oficial en 1945; El Carmen en 1956, aunque se oficializó en 1962; La Paloma en 1963 y Blanquillo en 1966.
Las escuelas y liceos privados en Durazno son Inmaculada Concepción (1943), San Luis -Maristas- (1941) y Santísima Virgen Niña en Sarandí del Yi (habilitado en 1962).


Desarrollo Económico y Productivo

Con un Producto Bruto Interno de US$ 256 millones anuales, Durazno contribuye a generar el 3,3% de la producción de bienes y servicios que se realiza en el interior del país, y el 1,3% del producto de todo Uruguay.
El PBI per cápita, de US$ 4.595, supera en 7,2% el promedio del interior (US$ 4.285).
El alto nivel de ingreso promedio ejerce un marcado impulso sobre el comercio y los servicios, que constituyen las actividades más importantes en el valor agregado departamental (representan el 46% del total).
El departamento tiene una fuerte especialización productiva en la ganadería (18,4% del valor agregado) y en la hilandería y tejeduría (5,32%), así como en la generación y distribución de energía eléctrica (7,1%).
Energía eléctrica: El departamento comparte con Río Negro la represa de Baygorria, y con Tacuarembó la de Rincón del Bonete.
Por convención, la mitad del valor generado por cada represa corresponde a Durazno, lo que convierte el rubro energía en el cuarto mayor generador de producto del departamento.

La ganadería es la actividad productiva más importante de Durazno, con una producción que representa el 18,4% del valor agregado.
Las colocaciones de carne y lana significan el 95% de las ventas pecuarias, que en 1993 ascendieron a US$ 50,8 millones.
En la producción bovina la proporción de los novillos sobre las vacas de cría es superior al promedio nacional, lo que señala que el punto fuerte del departamento no es la producción de leche, sino la de carne.
La explotación ganadera se realiza con escasa tecnología, y el valor agregado por hectárea ganadera (US$ 34,8 en 1993) resulta inferior al del promedio del interior (US$ 42,7) y al de todo el país (US$ 43,6).

Producción bovina: Las existencias de ganado vacuno aumentaron de 574 mil cabezas en 1990 a 725 mil en 1997, en oposición a los lanares, que se redujeron de 2 millones a 1,5 millones en el mismo período.

Producción lanera: Dentro de la actividad industrial del departamento, el rubro más significativo es el lavado, peinado, hilado y tejido de la lana.
La producción de lana duraznense se encuentra estructurada a escala nacional.
La planta de clasificación y enfardelado de Durazno, una empresa asociada a Lanas Trinidad y a Lanera Santa María, recibe materia primera procedente de todo el país (sobre todo de Artigas, Salto y Paysandú).
En Durazno esa materia prima se clasifica según su calidad, y se procesa en fardos o tops destinados básicamente a la exportación.
El proceso productivo y la calidad de los bienes finales mejoraron gracias a la incorporación de tecnología y a la capacitación de la mano de obra efectuada a partir de 1990.

La hilandería, rubro más significativo: En 1993 la hilandería generó el 59,8% del valor agregado por la industria del departamento de Durazno, que fue de US$ 17,3 millones.
Además, representó el 9,7% de la producción del rubro en el interior y el 4,2% de la de todo el país.

Exportaciones: Cerca del 90% de la producción de tops y de lana lavada y peinada que se realiza en Durazno se vende al exterior, lo que genera un importante ingreso de divisas.
Los principales mercados son China y otros países de Asia y Europa.

Forestación: Durazno no fue ajeno al proceso expansivo que registró la forestación en Uruguay en los últimos años.
La aptitud de los suelos y la cercanía con el puerto de Fray Bentos brindan el entorno adecuado, y el régimen de incentivos del gobierno (subsidios y exoneraciones tributarias), aportó el marco legal gracias al cual el sector forestal significa un porcentaje del PBI de Durazno (2,4% en 1993), muy superior al que representa esta actividad en todo el país (0,4%).
Los bosques artificiales están en su mayoría sembrados con eucaliptos, que se destinan a la producción de rolos de madera para la exportación.
La productividad de cada hectárea dedicada a la forestación es muy superior en Durazno que en el resto del país.
El 94% de los bosques forestales de Durazno son de eucaliptos.

Las expectativas favorables para el futuro de los sectores productivos en los que Durazno está especializado, permiten prever que la economía del departamento crecerá en los próximos diez años.
Sin embargo, es poco probable que el ritmo del crecimiento duraznense supere el previsto para el interior del país.
En efecto, se espera que el sector comercio, el más relevante en el producto departamental, crezca a una tasa anual de apenas 0,54%.
Sin embargo, este enlentecimiento se verá parcialmente contrarrestado por el avance de la ganadería (estimado en 3% acumulativo anual), la hilandería (2,5%), la forestación (2,9%) y la industria frigorífica (7,2%).

Comercio: El bajo dinamismo esperado para este sector se fundamenta en factores demográficos y en el moderado dinamismo de la economía de Durazno, ya que la evolución comercial está muy vinculada al nivel de ingreso del departamento.


Principales Ciudades
  • Ciudad de Durazno: "Capital del departamento"
    El antiguo nombre de la capital del departamento era San Pedro del Durazno.
    En 1906, por el proceso de laicización, el nombre se vio reducido a su última palabra.
    La ciudad cuenta con 30.609 habitantes (datos del censo de 1996) y su centro histórico y administrativo se ubica en torno a las plazas Independencia y Sarandí (cerca de esta última se ubica la Intendencia Municipal).
    La casa de Rivera, la casa de La Guayreña y la Casa de Cultura, de 1839, son algunas de las construcciones antiguas.
    En el río Yi se encuentran aún las cabeceras del primer puente, hecho por ingleses en 1879.
    La ciudad tiene uno de los zoológicos más importantes del país, un campus con estadio de fútbol, y camping próximo al río Yi que cuenta con buenas playas arenosas y monte nativo.
    Durazno posee también una base aérea militar.
    Casa de Fructuoso Rivera: Se comenzó a construir y fue habitada por Fructuoso Rivera en 1835.
    En 1839, cuando asumió su segunda presidencia, todavía faltaba revocar el frente de la vivienda.
    A partir de la derrota en Arroyo Grande (1842), cuando el interior del país quedó en manos de las tropas de Oribe y Rosas, no volvió a habitarla.
    Se sostiene que es la construcción de mayor valor arquitectónico e histórico de la ciudad.
    La Guayreña: Su nombre era María Cayetana Leguizamón.
    Amante de Fructuoso Rivera, recibió de éste en 1833 el predio donde edificó su casa.
    La Guayreña es el nombre de un barrio actual de Durazno.
    En 1983, luego de largos años de abandono, la casa fue restaurada según su aspecto original y se transformó en el Museo de la Paisana Oriental.
    Base aérea militar: En su base de Santa Bernardina (orilla norte del Yi, frente a Durazno), la Fuerza Aérea Uruguaya opera aviones de entrenamiento, transporte, caza y ataque.
    Existe también un aeropuerto internacional de alternativa (con dos pistas: una de 2.279 mts. de largo y otra de 1.452).
    Por sus dimensiones y ayudas está capacitado para operar con aerolíneas, al igual que el aeropuerto de Carrasco y el de Punta del Este.
  • Sarandí del Yi: Ciudad de unos 6.600 habitantes (datos del censo de 1996), está estrechamente vinculada a las actividades ganaderas.
    Fundada en 1875 por iniciativa de Dolores Vidal de Pereira, se extiende a orillas del Yi y del arroyo Malbajar.
    Se tomó un ombú como punto de partida para su construcción.
    El sacerdote Auquilio Sosa Bernadet, además de fundar el colegio Virgen Niña, tuvo una significativa labor literaria e impulsó las tradiciones gauchas.
    Pantaleón Astiazarán, diputado por Durazno durante cinco períodos, es recordado en la calle principal y en la Escuela Técnica.

    "Monumento al Mate"
    En 1872 la Junta Económica Administrativa resuelve construir una carretera desde la capital departamental hasta Sarandi del Yí y seguidamente un puente sobre el llamado "Paso Real" para facilitar la comunicación con Florida y Mansavillagra.
    Desde 1906 vivirá un período económico muy activo basado en la prosperidad que tuvo el sector agropecuario durante la mayor parte de la segunda década del siglo.
    Logros como la llegada del ferrocarril, la instalación de una Junta Local, apertura de escuelas, erección del Hospital, la coronaron como ciudad en el año 1956, siendo actualmente el segundo centro poblado de nuestro departamento.
    En 1975, al celebrar su centenario, la ciudad fue objeto de un plan urbanístico que incluyó la creación del Parque Elías Regules en un predio que fue propiedad del escritor.
    Dolores Vidal de Pereira: En 1853 esta dama patricia hizo por primera vez una petición al gobierno para fundar un pueblo en tierras de su propiedad.
    Después de al menos tres intentos el gobierno finalmente accedió a sus pedidos en 1875.
    Pagó todo, las tierras, los caminos, las calles, las tres plazas, los locales para las autoridades, la escuela, la iglesia, y los gastos del agrimensor.
    Sarandí del Yi, creado alrededor de un ombú: En general los pueblos tienden a formarse alrededor de pulperías, estaciones de ferrocarril o plazas centrales, pero Sarandí del Yi debe su planeamiento urbano a un ombú.
    Dolores Vidal de Pereira, fundadora de la villa, intentó que este árbol no fuera destronado.
    El agrimensor Demetrio Isola diseñó el trazado de la población en torno al ombú.
    Plan urbanístico: Se realizaron otras obras como el monumento a la fundadora Dolores Vidal de Pereira; la construcción de la avenida en doble vía Dr. Petrini; la pista de atletismo; la generalización del alumbrado público de gas de mercurio.
    Luego siguieron otras obras, como la creación de la Biblioteca Pública en 1981 o la finalización del saneamiento en 1990.
    Elías Regules: Elías Regules (Sarandí del Yi, 1860-Montevideo, 1929), médico de profesión, fue consejero de Estado (1898), decano de la Facultad de Medicina y rector de la Universidad de la República (1922).
    Fue una de las principales figuras de la poesía nativista del país y fundador de la Sociedad Criolla, primera institución tradicionalista del Uruguay.
    Mantuvo siempre estrechos vínculos con Sarandí del Yi.

    "Casa de Elías Regules"
  • BAYGORRIA:
    Baygorria surge con la construcción de la Represa Hidroeléctrica.
    El ante proyecto fue realizado en 1951-1952 por el Prof. Ing. Luding y en 1953 se tuvo la autorización.
    En 1956 se adjudicó las obras aun consorcio formado por varias firmas, debiéndose construir una población completa para alojar el personal necesario a la obra, construyéndose también una ruta para conectarse con Carlos Reyles (ruta 4).
    La primer turbina de esta central hidroeléctrica se inauguró en 1960. Surgió de esta manera una nueva localidad, con la característica distinta de no tener templo ni cementerio.
  • BLANQUILLO:
    Tiene aproximadamente 1099 habitantes, se encuentra sobre la ruta 42 a 130 km. de Durazno.
    El ferrocarril fue el elemento que determinó su existencia.
    Una vez al año Blanquillo era escenario de una gran fiesta religiosa que duraba casi una semana y era llamada "Los Oleos", en esos días iba el sacerdote de Sarandí del Yí, y realizaba numerosos bautismos y casamientos, así como otras ceremonias religiosas.
    En cruce de caminos, existía una antigua cruz de madera con pedestal de piedra, hacia la cual se iba en procesión.
    En abril de 1908 inicio sus clases la escuela N°32 , actual N° 82; esto favoreció el establecimiento de pobladores.
    En 1939 se inauguró la estación del ferrocarril.
    El 24 de noviembre de 1963 fue declarado pueblo.
  • CARLOS REYLES:
    Los orígenes datan desde que Carlos Genaro Reyles (padre del escritor) adquirió 500 cuadras en las inmediaciones del camino Real entre San Pedro del Durazno y Paso de los Toros.
    Esta adquisición en el año 1860, estuvo determinada por la certeza que tenía Reyles de que pronto el ferrocarril atravesaría esas tierras.

    "Casona que fuera de
    Carlos Genaro Reyles"
    Carlos G. Reyles era un prestigioso hacendado y hombre público, muy allegado a las esferas del gobierno del Gral. Venancio Flores y participante como accionista, de los capitales que impulsaban la construcción del ferrocarril.
    Inmediatamente de haber adquirido los terrenos, se puso a construir, la gran casona de estructura pétrea (la cual funcionaba como hotel, barraca, acopio de frutas, carpintería, herrería y ramos generales) y fue quien gestó la futura población; hoy es el Liceo Carlos Reyles, que fue fundado en el año 1972).
    La población ha girado desde hace más de un siglo entorno a dos familias, los Reyles y los Bordaberry. Estos últimos aún conservan la estancia "El Paraíso" a 20 km. de la localidad.
    El nombre Carlos Reyles data del año 1938, presentado en las Cámaras por el Sr. Zacarías Garcia Corvo, el cual se transformó en Ley.
  • CENTENARIO:

    Está ubicada en el departamento de Durazno, sobre Ruta Nacional N° 5 en el km. 247, en la margen del Río Negro.
    La localidad de Centenario comenzó a crecer aproximadamente en el año 1927 con la construcción del puente que lleva su nombre.
    En la actualidad su población supera los 1100 habitantes y se encuentran construidas 496 edificaciones, las que se incrementarán en 70 unidades mas de MEVIR.
  • EL CARMEN:
    Cuenta con aproximadamente unos 2.300 habitantes y está emplazado en una región de viñedos y bodegas.
    El nacimiento legal del pueblo debe situarse el 10 de junio de 1874, según lo determina el Decreto del Gobierno de Ellauri, habitada por 1956 orientales y 168 extranjeros.-
    Como primera industria de El Carmen podemos nombrar la de Don Francisco Davant, que estableció carpintería de obra blanca, fábrica de carros y carruajes, etc.
    En 1988 la localidad quedó unida por vía telegráfica con la Villa del Durazno y Sarandí del Yí, pero es entre 1907 y 1930 donde protagonizará un crecimiento sumamente significativo debido a la prosperidad del sector agropecuario fuertemente ligado a esta novel villa.
    Es en estos años, que se comienza en los alrededores de la Villa una experiencia agrícola que modificará su historia, y se trató de la plantación de viñedos por parte de Don Andrés Faraut natural de Francia y que luego de otros emprendimientos en 1922 funda a 1 km. de El Carmen una bodega y viñedo que en el año 1927 estaba produciendo un total de 6306 litros.
    De ahí en más la Granja Faraut se convirtió en el centro laboral de El Carmen y los éxitos y fracasos de esta Empresa repercutieron la prosperidad o la crisis de la Villa.
    Bodega Faraut: En 1890 llegó a Montevideo el francés Andrés Faraut Peirano.
    Estableció sus viñedos en Manga, Carmen -donde también hay una bodega de la firma- y en Carpintería, donde se conserva el viñedo madre iniciado en 1977 con cepas clonadas, importadas de Francia, libres de virus.
    Estas producen una extensa variedad de vinos y abastecen de injertos a otras bodegas nacionales.
    Andrés Faraut: Se cuenta que Andrés Faraut exprimía un limón sobre la tierra para probar su calidad.
    De estas tierras surgen vinos como Colección Privada Tinto y Blanco de Crianza.
    Bodegas y viñedos Bruzzone y Sciutto compró recientemente en la zona el establecimiento La Pedrada para el cultivo de uva.

  • LA PALOMA:
    Debe su nombre a la cantidad de palomas que albergan sus montes, sus orígenes como núcleo de población deben ubicarse dentro del proceso de modernización rural a mediados de la década de 1870, donde su fundación podría situarse alrededor de 1884, cuando el Teniente Coronel Parallada comienza a vender pequeñas fracciones de terrenos en el lugar.

    "Gruta La Llorona"
    Se ubica en la 7° Sección sobre ruta 42 al noroeste del departamento y a 300 km. de Montevideo por la Ruta Nacional N° 6 y a 170 km. de la capital departamental.
    Su población actual es de 1373 habitantes, zona preferentemente ganadera, que además tiene suelos aptos para la citricultura.
    Tiene un importante desarrollo forestal; sus principales atractivos turísticos naturales son formaciones geológicas que dan lugar a :
    La Llorona, una gruta permanentemente húmeda, muy fresca en el verano.
    Su abundante vegetación de helechos y culadrillos; al entrar a su entorno la vegetación nos transporta a paraísos tropicales.
    En el frente de la gruta hacia la base se ven distintos pulsos de arena media a fina ; respecto a las vertientes de agua existen zonas bien determinadas: una de ellas es "La Gruta La Llorona" donde existe un goteo permanente y el sitio denominado "El Chorro" con caudal escaso pero constante.
    El Perao, curioso afloramientos de piedras arenisca y conglomerados con estructura de canal; la segmentación de las rocas sedimentarias y la erosión meteórica ha generado formas abruptas y pequeñas cuevas.
    En este pueblo se viene desarrollando un proyecto citrícola, estando instalados los viveros con plantas que otorgó la empresa responsable, la firma "Citrícola Salteña S.A.", esperándose que genere más de 200 fuentes de ocupación, lo que implicaría una mejor calidad de vida para los vecinos de la zona.
  • SAN JORGE:
    Los pagos de la 5ta. Sección del Departamento de Durazno, han tenido un pasado muy particular, caracterizado por la presencia de los pobladores de origen Británico.
    El Inglés Tomas Fair compra la extensa propiedad que tenía como límite los arroyos Carpintería y Chileno, el Río Negro y la Cuchilla Grande; construyendo la estancia "San Jorge" que fuera el eje económico y social de esta zona.
    Encontrándose actualmente en estos campos el cementerio de los Ingleses declarado patrimonio Histórico y el "Molino de Fair" construido entre los años 1824 y 1860.-

  • Otras poblaciones:
    Santa Bernardina (1.243 habitantes), un barrio residencial de Durazno, en la orilla norte del Yi.
    Cerro Chato (990 habitantes) es una población instalada en el límite entre los departamentos de Durazno, Treinta y Tres, Florida y Cerro Largo.
    Está enclavado en un vértice de la Cuchilla Grande y fue un importante nudo de comunicación y transporte.
    En el siglo XVII pasaba por allí un camino que hicieron los jesuitas y los indios misioneros en su camino hacia la Vaquería del mar.
    En 1830 las tierras fueron adquiridas por el caudillo Basilio Muñoz y a principios del siglo XX el ferrocarril impulsó su crecimiento.

    Fuente: La información sobre historia, arte, cultura y atractivos turísticos fueron estractadas de material bibliográfico de TODO URUGUAY (Publicación en CD de EL OBSERVADOR), obra declarada de Interés Cultural por el Ministerio de Educación y Cultura.
    Algunos datos sobre arte y cultura, y fotografías, fueron tomadas del Sitio Web de la Intendencia Municipal de Durazno.

 


Director y Redactor Responsable: Javier Meneses Silva
Diseño Gráfico y de Web: Javier Meneses Silva
e-mail: tacuy1@hotmail.com
Celular: 099991103
CURRICULUM
URUGUAY
Año 2011